Cayeron un 25% las exportaciones frutícolas

Cayeron un 25% las exportaciones frutícolas

Las exportaciones regionales de peras y manzanas rumbo a ultramar totalizaron, en estos primeros tres meses del año, algo más de 90.000 toneladas, cifra que representa una caída del orden del 25% respecto de los embarques consolidados en el mismo período de 2018.

El escenario es realmente preocupante teniendo en cuenta que existían expectativas positivas entre las empresas, previo a la imposición por parte del gobierno nacional de los derechos de exportación (retenciones).

Desglosando la estadística, se observa que los embarques de peras alcanzaron en este primer trimestre las 80.400 toneladas, un volumen que refleja una caída del 22% respecto de mismo período de 2018. Las ventas de manzanas alcanzaron las 9.570 toneladas mostrando un desplome interanual del orden del 40%.

Los datos fueron elaborados por la terminal portuaria Patagonia Norte y reflejan la salida de la fruta del valle por los puertos de San Antonio y Bahía Blanca, que concentran más del 80% de la oferta exportable hacia ultramar. La mayor parte de los empresarios ligados al sector coinciden en señalar que los efectos de las retenciones sobre las exportaciones han sido determinantes en el deterioro de las ventas externas regionales. El otro punto es el retraso que se observó en la cosecha de peras que postergó los embarques con destino a los mercados europeos y la sanidad que presenta la fruta.

Las primeras proyecciones, definidas hacia fines de diciembre, señalaban que se esperaba una mayor cosecha de peras y manzanas en toda la región y que esto iba repercutir favorablemente en los niveles de exportación del sistema. Sin embargo, nada de esto se está confirmando, aunque hay que señalar que queda todavía un segundo trimestre que terminará por definir la temporada.

Las exportaciones por el puerto rionegrino San Antonio alcanzaron, en estos primeros tres meses, las 84.000 toneladas de frutas, el valor más bajo de los últimos 25 años.

Share