ATE Río Negro cortará el puente que une Cipolletti con Neuquén

ATE Río Negro cortará el puente que une Cipolletti con Neuquén

Desde el gremio ATE anunciaron que el próximo miércoles 8 de febrero realizarán una manifestación que incluirá el corte del puente carretero que une a la ciudad de Cipolletti con Neuquén. La “Jornada de Lucha Provincial”, como la denominaron, responde a la falta de “respuestas del gobierno provincial” y en rechazo al tope del 17% en paritarias que anticipó el gobernador Alberto Weretilneck.

“A esta altura, la medida de fuerza se encuentra ampliamente justificada”, sostuvo el secretario provincial del sindicato, Rodolfo Aguiar, y agregó que “es la soberbia y el autoritarismo del gobierno el que nos está empujando a las rutas”. Sobre el 17% de tope paritario que ofreció el gobernador, consideró que “se intenta aplicar una baja salarial por decreto, eliminar las paritarias y ajustar a todos los rionegrinos, sacando servicios públicos”, fundamentó y ratificó que “si no hay un llamado de parte del gobierno, este viernes en Bariloche se decidirá profundizar todas las medidas”.

Ante la información que trascendió sobre la posible presencia del presidente Mauricio Macri en la región, el sindicalista aseguró que están “evaluando” llevar adelante un “escrache a Macri si llega a la provincia”. En ese sentido consideró que “todos los rionegrinos estamos siendo víctimas de su gobierno y sus políticas para pocos”, disparó. Es importante resaltar que dicho viaje presidencial aun no fue confirmado oficialmente, pero crece la posibilidad de que acuda a Viedma para lanzar un plan de desarrollo para la provincia.

Desde el gremio anticiparon además que “el Plenario de Secretarios Generales se reunirá el viernes 10 en Bariloche”, y que allí se “debatirá la continuidad del plan de lucha de los estatales”, informó Aguiar.

Como fundamento de las medidas que anunciaron, se opusieron a la pauta del 17% como techo salarial que propuso el gobierno provincial y reclamaron “una urgente convocatoria a paritarias que permita discutir el aumento salarial de todos los empleados públicos para el 2017, asegurando la retroactividad del mismo al 1 de enero”.

Por otra parte consideraron una disminución de las “prestaciones estatales en cantidad y calidad” al “recorte de gastos que va desde el 25 al 45% dispuesto por el gobernador Weretilneck mediante decreto y que afecta los servicios esenciales de salud, educación, desarrollo social y seguridad”, consideraron.

Protestarán además contra lo que consideraron un “mega endeudamiento” que significa el “Plan Castello”, el cual consideraron “un empréstito de más de 600 millones de dólares que generará dependencia política en favor de organismos de créditos internacionales y que pagarán futuras generaciones con un ajuste sobre los trabajadores, jubilados y sectores sociales de menores ingresos”.

0
Share