ARSAT logró la segunda meta del Fondo Fiduciario del Servicio Universal

ARSAT logró la segunda meta del Fondo Fiduciario del Servicio Universal

Rodrigo de Loredo, presidente de ARSAT, declaró que la empresa estatal de telecomunicaciones alcanzó con éxito la segunda meta del Fondo Fiduciario de Servicio Universal y ya se encuentra en condiciones de comenzar la tercera y última etapa del plan propuesto para el primer año.

ARSAT concretó la puesta en servicio de 72 nodos, el equipamiento tecnológico de la fibra óptica, a partir del Fondo Fiduciario de Servicio Universal. Mientras tanto, también lleva conectadas 189 localidades de todo el país a la red total del Plan Federal de Internet, uno de los proyectos más ambiciosos de ARSAT en este momento.

La planificación que habilitó la utilización de dicho fondo estima la incorporación de 120 nuevos nodos distribuidos en toda la geografía argentina. Asimismo, “nuestro objetivo es conectar a internet de fibra óptica de alta velocidad, de forma igualitaria y federal, a 1300 poblaciones de todo el interior del país en dos años” explicó de Loredo.

La utilización del Fondo Fiduciario del Servicio Universal está implementada en forma conjunta con Miguel de Godoy, titular del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM). El propósito primordial de su uso es reforzar la decisión estratégica del Estado Nacional de utilizar lo recaudado para profundizar la política de inclusión digital en todo el país.

“El Fondo de Servicio Universal es fondo público que se nutre del aporte del uno por ciento de los ingresos de todos los prestadores de servicios de telecomunicaciones del país” indicó de Loredo. Además, “confeccionamos un programa dividido en etapas auditadas por diferentes instituciones: la Universidad Tecnológica Nacional, la Auditoría General de la Nación y la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. El proceso está basado en el cumplimiento de las metas; si dichos organismos verifican el cumplimiento de cada meta, envían los fondos para la siguiente etapa y así sucesivamente”, agregó de Loredo.

“Se trata de uno de los pocos planes de inversión pública que basa la entrega de presupuesto en mecanismos de control según el alcance de las metas propuestas. Sin dudas, es un caso ejemplar en materia estatal con estándares de exigencia que garantizan un nuevo paradigma en la ejecución de planes de obras” enfatizó de Loredo.

Vale aclarar que hasta el momento se realizó una inversión de $864 millones, ejecutados específicamente desde el Fondo Fiduciario de Servicio Universal, sin tener que acudir al dinero del Tesoro Nacional, es decir los aportes que realizan todos los contribuyentes argentinos”.

“Para cumplir estas metas trabajamos con mucho esfuerzo con todo el equipo de ARSAT, en su momento durante los primeros siete meses de nuestra gestión para destrabar un acumulado de $4.000 millones sin uso de forma negligente por la gestión anterior, y a partir del año pasado para comenzar a darle un fin concreto a estos fondos, con el cumplimiento de las metas que nosotros mismos nos propusimos en las etapas planificadas”, concluyó de Loredo.

0
Share