Arranca una semana de protestas que desafía a Macri

Arranca una semana de protestas que desafía a Macri

La semana que se inicia hoy representará un enorme desafío para la gestión de Mauricio Macri. El reto sindical que supone el paro nacional docente que postergó el comienzo de las clases y la multitudinaria movilización que promete concretar mañana la CGT pondrán a prueba la capacidad de la gestión Cambiemos para administrar el conflicto social creciente y evitar enredar la gobernabilidad en el contexto de un año dominado por la pulseada política y electoral.

 
Desde esa perspectiva, el Gobierno procuró en la previa desacreditar los argumentos que enarboló el sindicalismo para justificar las protestas. El discurso oficial se concentró entonces en la insistencia de ubicar tanto la huelga de los maestros como la marcha cegetista en el terreno de la “extorsión” a la vez que machacó sobre su tufillo electoralista.
Como parte de esa lógica, el Ejecutivo nacional, en un gesto que replicó también la administración bonaerense de María Eugenia Vidal, reprochó la falta de voluntad de diálogo de la representación sindical. En el caso de los docentes, cuestionó la decisión del paro pese a las ofertas salariales con las que la provincia intentó un acercamiento para asegurar el inicio de las clases. La estrategia oficial se completó con la determinación de la Casa Rosada de tomar distancia del conflicto y enmarcarlo en una batalla directa entre Vidal y el líder del Suteba, Roberto Baradel.

 
La crítica a la conducción de la CGT fue por otro carril. “Diferencias de diagnóstico” sobre la realidad económica, fue la explicación del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a la par que otras voces oficiales reiteraron los índices de inflación anual previstos por el Banco Central para este año, en torno al 17%. “El último semestre del 2016 la inflación fue de 8,9%, se va a seguir en esa línea”, insistieron fuentes de la Rosada, a tono con el discurso público presidencial. Y advirtieron sobre el efecto de la inminencia del tramo central de la nueva ronda de paritarias en el endurecimiento de la central obrera en las últimas semanas.

 
Desde la cúpula cegetista salieron al cruce de esos cuestionamientos y en especial de la acusación sobre el sesgo político-electoral de la movilización convocada para mañana con la adhesión de las dos CTA, los movimientos sociales, fuerzas políticas de la oposición y diversas cámaras de pequeñas y medianas empresas. Al respecto, Daer remarcó que la marcha al Ministerio de la Producción será “de la CGT, no de un partido político, ni de un dirigente encumbrado, ni del triunvirato” e insistió en que no van a “poner un molinete” para impedir que determinado sector político participe de la movilización.

 
“El éxito de la marcha no es que haya 200 mil, 300 mil o 500 mil personas, el éxito es que el Gobierno perciba que hay un reclamo real de muchísimos sectores de la sociedad. El éxito sería que el Gobierno comprenda la solicitud de determinadas rectificaciones. Si esto no sucede y no escuchan nos vamos a estar viendo involucrados en la convocatoria a un paro”, advirtió el dirigente sindical.

 
Con ese telón de fondo, y en todo un gesto en medio de la discusión, Macri inaugurará hoy a las 10 el ciclo lectivo en la localidad de Volcán, en la provincia de Jujuy, que también se adhirió al paro nacional convocado por los docentes. Por la tarde, a las 17, lanzará en un acto oficial la licitación para la concesión de nuevas rutas aéreas nacionales para las denominadas líneas low cost. Lo hará en medio del escándalo judicial surgido a raíz del otorgamiento de rutas a Avianca, que había comprado antes la aerolínea del Grupo Macri.

 
Mañana, día de la movilización, el Presidente estará en la residencia de Olivos cumpliendo sus actividades y reuniéndose con la mesa chica del Gabinete. Según consignó la agencia NA, la decisión de no asistir a la Rosada tenía que ver con motivos de seguridad, ya que el edificio permanecerá vallado durante la marcha. Sin embargo, fuentes oficiales señalaron que es normal que Macri mantenga su actividad en Olivos y recordaron que desde principios de año su despacho en la Casa de Gobierno está siendo refaccionando y sólo va hacia allí para encabezar actos oficiales.

0
Share