Aerolíneas Argentinas suspendió a 376 empleados por el paro salvaje

Aerolíneas Argentinas suspendió a 376 empleados por el paro salvaje

Aerolíneas Argentinas suspendió este martes a 376 empleados. Fue por abandono de tareas o retención de las mismas, durante las medidas de fuerza que paralizaron más de 200 vuelos el 8 de noviembre, según fuentes oficiales. En simultáneo, desde los Sindicatos Aeronáuticos Unidos informaron que para el miércoles preparan nuevas protestas que volverían a complicar las operaciones en Aeroparque y otros aeropuertos.

Los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA) habían convocado a una asamblea a partir de las 7 de la mañana del jueves 8 de noviembre. Esta se transformó en una medida de fuerza de 11 horas de duración. A causa de esa medida de fuerza, Aerolíneas tuvo que cancelar 258 vuelos, afectando a más de 30.000 pasajeros.

Las suspensiones fueron comunicadas este martes por telegrama. Son de entre 10 y 15 días, según el nivel de afectación al servicio. “Las sanciones más largas corresponden a quienes hicieron abandono de trabajo”, informó la compañía. Durante ese período, el empleado no cobra el salario correspondiente. Las mismas se realizarán en forma escalonada para no afectar la operación de la empresa.

Los empleados suspendidos son de las áreas de Tráfico (mostradores), contact center, rampa, mantenimiento y pilotos. El único sector que quedó afuera son tripulantes de a bordo (antes llamados azafatas), porque ese día no participaron de la asamblea. Los tripulantes hicieron asambleas el viernes 2 y el viernes 16, en ambos casos más acotadas en el tiempo y con un impacto menor sobre la operación, según describieron desde Aerolíneas.

“Que el número de sancionados sea 376 no implica que no hayan sido más los que se negaron a trabajar ese día: son aquellos en los que se pudo constatar su ausencia o retención de tareas, con prueba documental generada por los inspectores y/o los escribanos”, agregaron desde la línea aérea estatal.

Y aclararon: “Al margen de estas suspensiones, la empresa descontará las horas no trabajadas a todos aquellos que participaron de las asambleas, como ya lo ha hecho en otras ocasiones”.

Las suspensiones se añadirán a los expedientes ya abiertos en Trabajo. “Al tratarse de una sanción disciplinaria, la compañía no requiere de una autorización previa por parte de la autoridad laboral para su aplicación”, dijeron en Aerolíneas Argentinas.

Las áreas donde más personas sancionadas hay son Contact Center y Tráfico, “que son precisamente quienes debían estar atendiendo a los pasajeros, que por esa ausencia no pudieron acceder a información sobre qué pasaría con sus vuelos”, señalaron en la empresa.

“Las sanciones fueron notificadas casi dos semanas después de realizada la medida de fuerza debido a que se estaba verificando la información relevada por los inspectores y escribanos”, según la compañía.

Al mismo tiempo, los sindicatos aeronáuticos APTA, APA, UPSA, UALA y APLA anunciaron la reanudación de las medidas de fuerza “a raíz del incumplimiento por parte de la Empresa del pago de la cláusula compensatoria inflacionaria (cláusula gatillo), correspondiente al mes de septiembre”, según un comunicado difundido este martes a la tarde.

“Informamos la continuidad del plan de lucha adoptado. Hay un estancamiento evidenciado en la negociación salarial del grupo AR/AU (Aerolíneas y Austral) para el período 2018/19.​Los sindicatos aeronáuticos llevaremos adelante un plan de lucha en el que se adoptarán medidas de acción directa con afectación de actividades y asambleas en puestos de trabajo en pos de la regularización de esta problemática”, destacaron.

Share